Pan de Queso Estilo Focaccia para Día de los Muertos

This post is also available in: English

Dia de Muertos Bread

Esta receta ha sido patrocinada en colaboración con Cacique Inc. y Latina Bloggers Connect.  Comentarios, opiniones y gusto por el queso todo mío.

Aunque este no es un Pan de Muertos tradicional, como el que vemos en los altares de muertos en México, es un pan inspirado en esta colorida festividad. A nosotros nos gusta mucho el pan focaccia y mi esposo es casi un experto en él, así que decidimos usar nuestra receta tradicional y darle un toque especial con el adorno. Este pan incluye deliciosos quesos mexicanos, aceite de oliva, sal y verduras de colores que le dan el acabado final.

Aquí puedes ver más colores del Día de los Muertos en el ensayo fotográfico que hizo mi hijo hace un par de años.
colorful chiles, green onions and olives

Debo advertirte que para hacer este pan necesitarás de dos días, no es difícil hacerlo, pero requiere de mucho tiempo de reposo para que la masa crezca y tome el delicioso sabor característico de este estilo de pan italiano. Te aseguro que vale mucho la pena.

Pan de Queso Estilo Focaccia para Día de los Muertos

1-4 porciones (Yo podría comerme todo el pan de una sentada si decidiera no compartir)

  • 7/8 taza de agua a 110-120 grados F
  • 1 cucharadita de levadura activa de rápida acción
  • 1 3/4 tazas de harina de trigo de todo uso, un un poco más si se requiere
  • 1/8 taza de harina de trigo integral
  • 1/8 taza de aceite de oliva, más extra para engrasar el tazón y el pan
  • 1 paquete de Cacique Queso Quesadilla rallado
  • 1 paquete de Cacique Queso Quesadilla Jalapeño
  • 1 cucharadita de sal de mar
  • aceitunas verdes, para decorar
  • chiles pimientos rojos, amarillos anaranjados y verdes, para decorar
  • cebollines, para decorar

También necesitarás:

  • espátula (opcional)
  • 2 tazones de cristal, de preferencia
  • plástico para envolver
  • papel estilo parchment
  • charola para hornear

Antes de empezar, engrasa el tazón ligeramente con aceite de oliva.

Combina en otro tazón grande, el agua y la levadura. Espera un minuto, después, cuidadosamente revuelve hasta asegurarte que toda la levadura se ha disuelto. Agrega la harina de trigo de todo uso, la harina de trigo integral, aceite de oliva y sal. Mezcla todo bien.

Me gusta revolver con una espátula, hasta que todo se integre más o menos, después uso una de mis manos para seguir mezclando, de esta forma siempre tengo una mano limpia. Sigue mezclando por unos 12-15 minutos. Añade, si es necesario y con tu mano limpia, una pequeña cantidad de harina. Sabrás que lo necesita si la masa está muy húmeda o muy pegajosa. La masa debe quedar suave y un poco pegajosa, yo vivo en zona de playa por lo que siempre necesito agregar un poco más de harino, pero si tu vives cerca del desierto posiblemente no lo necesites.

Después de 15 minutos podrás formar una bola con la masa. Deposítala en el tazón que engrasaste al principio, y luego dale la vuelta, de manera tal que toda la bola se llene de aceite. Cubre el tazón con el plástico y déjalo reposar para que la masa “crezca” en un lugar cálido (aprox 75-80 grados F) sin corrientes de aire. La masa doblará su tamaño después de 20-40 minutos, dependiendo del clima y donde vivas.

Pasando este tiempo, quita el plástico y golpea la masa. Toma la masa desinflada y colócala sobre un pedazo de papel parchment, el cual a su vez estará sobre tu charola para hornear. Coloca dos pedazos de Queso Quesadilla Jalapeño de 1×3 pulgadas en el centro de la masa. Después dobla la masa en las orillas para cubrir los rectángulos de queso, de esta forma quedarán en el centro de la masa. Has una bola con la masa, déjala sobre el papel parchment y cubre con plástico. Pon en el refrigerador y deja reposar toda la noche.

A la mañana siguiente toma la masa del refrigerador y déjala afuera en un lugar cálido (sin corrientes de aire) hasta que esté a la temperatura ambiente. Esto tomará hasta dos horas dependiendo del clima donde vivas.

Quita el plástico y aplasta la masa con tu mano. Dale como un masaje con la palma de tu mano 3-4 veces, no mucho, y crea u na forma ovalada, cubre con plástico nuevamente y deja la masa reposar de nuevo en un lugar cálido sin corrientes de aire, por una hora.

Pre-caliente el horno a 400 gradost oven to 400 degrees F.

En este momento crea la forma de la calavera y con tu dedo crea hoyos en los hojos, naríz y boca. Pon más aceite de oliva en los agujeros y luego con una brocha de cocina engrasa todo el pan. Termina esparciendo la sal en toda la superficie del pan.

Pan de Muertos estilo focaccia, masa
Hornea por 20 minutos o hasta que tome un tono dorado.

Retira del horno y deja reposar por unos minutos.

Después a tu gusto decora la calavera con las verduras. Yo utilicé las aceitunas y chiles para los ojos, la boca está hecha de rabos de cebollines. Pero tu puedes usar otras verduras si así lo quieres. ¡Hecha a volar tu imaginación!

Día de Muertos Foccacia Style Bread

Para más recetas inspiradas en el Día de los Muertos checa esta hermosa página web que Casique ha creado aquí.

¡Felíz Día de Muertos!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Subscribe

Join our news letter.

You have Successfully Subscribed!