Receta de Pozole Verde de Pollo

For English please click here

Pozole verde de pollo

El pozole verde de pollo es un platillo tradicional mexicano que se sirve en muchas celebraciones especiales. En nuestra familia lo hacemos cada año para el día de la independencia de México pero también para cumpleaños, o reuniones familiares. Es relativamente sencillo de hacer y rinde mucho por lo que lo hace un platillo muy popular.

TAMBIEN LEE: Pozole Rojo

El pozole, en caso de que no lo conozcas, es una especie de sopa. La combinación de caldo de carne con el maíz, las verduras, salsa y especies crea una fiesta de sabor en tu boca. En México lo puedes encontrar en varias formas, rojo, verde, blanco, de pollo, de res, de puerco, etc.  Pozole verde de pollo es mi favorito, es fácil de hacer y exquisito. Esta es la receta de mi familia.

Si andas buscando más antojitos mexicanos te recomiendo estos taquitos dorados de pollo, enchiladas de pollo con salsa de aguacate, tamales de puerco en salsa verde, o entomatadas de queso.

Pozole Verde de Pollo

12-16 porciones

  • 1 lata grande de maíz pozolero 108 oz (3.06 Kg)
  • 1 pollo completo
  • 2 cabezas de ajo, mas 4 dientes de ajo
  • 2 libras de tomatillos (aprox. 1 kg)
  • 2 1/2 cebollas blancas medianas (dos cebollas para servir el pozole, media cebolla para la salsa)
  • 1-3 chiles serranos
  • 2 manojos grandes de cilantro, lavado
  • 1/3 taza de pepitas (opcional, el sabor no cambia mucho, sólo le da un poco de profundidad)
  • 2 tazas de agua
  • 2 cucharadas soperas de sal
  • 1 lechuga de bola (iceberg)
  • 1 manojo de rábanos
  • 2 aguacates
  • 8-10 limones
  • oregano seco
  • 1-2 bolsas de tostadas
  • Salsa verde o salsa de aguacate (opcional)

Abre la lata de maíz pozolero cuela y enjuaga muy bien los granos hasta que el agua salga clara.  Pon los granos de maíz en la olla mas grande que tengas, considera que pondrás el maíz y el pollo junto.  Si no tienes una olla grande, entonces puedes usar dos dividiendo las cantidades de maíz y pollo a la mitad.

TAMBIEN LEE: Salsa verde

Limpia el pollo, córtalo en unas cuatro piezas y agrégalo a la olla con el maíz, toma las dos cabezas de ajo completas, límpialas y échalas a la olla, finalmente pon agua en la olla hasta que cubra todo.  Cuando suelte el hervor baja la temperatura a fuego medio y deja cocinar por 45-55 minutos o hasta que el pollo esté cocido.

Saca el pollo del caldo y déjalo enfriar.  Mientras tanto prepara la salsa:  (necesitarás dividir las cantidades en dos partes y molerlas separadamente ya que la cantidad es muy grande) Muele en la licuadora hasta que todo se integre bien, los cuatro dientes de ajo pelados, media cebolla, las dos libras de tomatillos (pelados y enjuagados), chiles serranos (al gusto, uno le dará sabor, mas le dará picor), cilantro, pepitas, sal y el agua. Las pepitas son opcionales, el sabor realmente cambia muy poco, sólo le da un poco de cuerpo al caldo. Honestamente yo no las uso la mayoría del tiempo y el caldo queda igual de rico.

TAMBIEN LEE: Como Hacer Tacos al Pastor en Casa

Agrega la salsa al caldo con el maíz y deja hervir de 15-20 minutos en fuego bajo hasta que la salsa cambie de un color verde claro a un color verde militar.  Prueba de sal.  El caldo entonces estará listo para servirse.

Mientras el caldo hierve con la salsa, desmenuza el pollo cocido.  Tienes la opción de bien, agregar el pollo cocido al caldo con la salsa, o bien, dejar el pollo aparte y servir un poco en cada plato.

Sirviendo el Pozole

Lava la lechuga y rebánala finamente.  Lava y rebana finamente los rábanos, pela y pica finamente las 2 cebollas, pela y rebana los aguacates y corta en mitad los limones.

Sirve en un plato pozolero, o plato hondo, el caldo, pon un poco de pollo desmenuzado, lechuga, rábanos, aguacate, cebolla, un puñito de orégano seco, y el jugo de medio limón. Si deseas que esté un poquito más picoso te recomiendo que prepares una salsa verde picosa y se la agregues al momento de servir.

También queda rico si le pones salsa de aguacate.

Acompaña con tostadas.

Buen Provecho!

Tip: El pozole se congela muy bien, así que si te sobra, sólo ponlo en una bolsa de plástico para congelar o un recipiente y guárdalo en el congelador. Descongélalo poniéndolo el día anterior en el refrigerador y tendrás una comida en unos minutos.