Hablemos de nombres / What’s in a name?

by Silvia on October 13, 2009 · 0 comments

in Uncategorized


ENGLISH VERSION BELOW


Nombres…es siempre un tema interesante de que hablar, ¿no creen? Yo nunca pensé en la importancia de un nombre sino hasta que me casé y tuve hijos. Yo estoy muy agradecida con mis padres por el nombre que me dieron. “Silvia” se deriva del latin y significa “que viene del bosque”. Me gusta su significado, me gusta como suena, me gusta que es corto, no muy popular, pero tampoco desconocido, yo creo que mi nombre me sienta bien.

Como madre encontré un poco complicado darle nombre a mis hijos. Yo quería hacer una buena elección, tal como mis padres lo hicieron conmigo, sin embargo no es tan fácil como parece. En nuestro caso, tuvimos algunas cosas en que pensar. Primero, tengo dos hombres y para mí, es mucho más fácil elegir nombres para niñas que para niños!. Segundo, mi esposo es gringo, asi que tuvimos que pensar en nombres que pudieran ser pronunciados en los dos idiomas Español e Inglés. Tercero, tuvimos que escoger nombres que sonaran bien con el apellido. Y por último, escoger un nombre que sea único para la personalidad de cada niño, sin ser tan único que tengan que deletrearlo cada vez que lo den a conocer. (Desde que me vine a vivir a E.U. tengo que deletrear mi nombre cada vez, ya que si no lo hago, escriben Silvia con “y” en lugar de “i”). Asi que como ven, no una tarea fácil, nosotros esperamos que nuestros hijos sean felices con el nombre que les hemos escogido.

Y ahora, hablemos de los apellidos, ay, ay, ay!!! este fue uno de los primeros choques culturales que viví cuando me vine de México. En México, como en otros paises hispanohablantes las mujeres no cambiamos nuestros nombres ¡nunca! (con algunas excepciones por supuesto), asi que yo no cambié el mío cuando me casé y esto siempre produce buenas historias que contar. Como cuando la gente piensa que mi esposo es latino porque mi apellido es latino, y a veces se refieren a él como Sr. Martinez :) . Mucha gente me ha preguntado porque no cambié mi nombre y an algunas ocasiones esto me ha hecho sentir un poco incómoda porque me hacen sentir que hice algo malo o que no estoy realmente casada con mi esposo. Pero, ahora que lo pienso, de hecho si cambié mi nombre, ahora tiene un guión entre los dos apellidos, (si yo tengo dos apellidos) porque esa era la única manera en que el gobierno aceptara oficialmente los dos juntos como ¡mi apellido!.

¡Mis hijos tienen dos apellidos tambien! Mi esposo y yo decidimos usar su apellido y el mío juntos de la misma manera en que formamos nuestros apellidos en México. Si, sus nombres son muy largos (ya que además añadimos un segundo nombre, tal como se acostumbra en los Estados Unidos) y estoy segura que les tomará mucho mas tiempo escribirlo correctamente en la escuela, pero para nosotros nuestros nombres son como un “árbol genealógico en miniatura” como nos dice Violeta en un artículo que leí sobre nombres latinos. Y a nosotros nos encanta como suenan nuestros nombres.

¿Y tú? ¿qué experiencias has tenido con nombres?.

ENGLISH.

Names… it’s a very interesting topic, isn’t it? I never thought about how important a name is until I got married and had children. I’m very thankful to my parents because they chose well when they named me. Silvia has a Latin origin and means “one who is from the woods.” I like the meaning, I like the way it sounds, I like that it’s short, not too popular, not unknown either. I think it fits me well.


I found it challenging to name my children. I wanted to do a good job, like my parents did, but we encountered a few issues: first, I have boys which I found more challenging than naming girls, but that’s just me; second, my husband is not Latino, so our children needed names that are easy to pronounce in both languages, Spanish and English. Thirdly, we wanted to choose names that sounded “right” with our last name. And lastly, we wanted to choose names unique to our children without being so unique they would need to spell them every time they said them. Since moving to the USA, I have had to spell my name every time, if not, I will get a “y” instead of an “i”. It’s not easy. I really hope our children will be happy with the names we chose.


Now then, about last names, this is the first culture shock I experienced when I moved from Mexico. In Mexico women don’t usually change their last names, so I didn’t change mine when I got married, and this always makes for a good conversation. Most people think my husband is Latino, because my last name is very Hispanic, so sometimes my husband is Mr. Martinez. A lot of people ask me why I didn’t change my last name, and on a few occasions, people have made me feel uneasy because I didn’t change it or doubt that I’m really married to my husband.


But wait, now that I think about it, my name did change, now it has a hyphen in between my two last names, because, yes, I have two last names and it’s the only way I could get the government to accept them both as last names!.

And my children have two last names, too! My husband and I decided to use his last name first, hyphen, my last name second, the way we do it in Mexico. Yes, their names are long (because we added a middle name, the way it is done in the USA) and I’m sure it will take longer for them to write it out correctly at school, but for us, our names are like “a miniature family tree” as Violeta says, and we like it that way.


How about you? What experiences have you had with names?

Leave a Comment

Previous post:

Next post: